Jonathan Bustamante

 

Existen libros que deciden la manera de como el lector debe abordarlos, sus páginas designadas por números imponen un orden indestructible dejando como única opción leerlos bajo el rigor de la ascendencia. Fedosy Santaella es un escritor que gusta de romper reglas, desmembrar aquellas que rigen el amable y misterioso juego de la escritura y la lectura. Instrucciones para leer este libro es un ejemplo de ello, una guía turística del mundo que habita dentro de uno de los escritores (en mi humilde opinión) más interesantes dentro de la narrativa de nuestro país.

En su nuevo libro Fedosy aborda la poesía, la ficción y la narrativa breve. A cada página se percibe que él se ha divertido escribiendo, podemos figurar su rostro sonriente y malicioso a medida que el nuestro, bajo la sabana del escrutinio, se deforma en muecas y pinceladas de asombro haciendo de lo absurdo algo sumamente divertido. Desde su inicio el libro hace del lector un capitán de navío con la facultad de elegir y decidir su página de partida y de arribo, toparse con historias y pensamientos que tienen vida propia pero que a su vez forman un único mundo ocupado por “Sinseso”, personaje recurrente a lo largo de las 197 páginas que componen el parque de diversiones literario que el autor nos regala. Aunque el humor tiene una importante presencia no se puede obviar la calidad y coherencia de la narrativa que Fedosy presenta en una experiencia sensorial brillante y abrumadora, con imágenes que perforan los sentidos haciendo de cada oración una degustación sublime. La ficción ocupa espacios dejando huérfana a la realidad. Su escritura bebe tanto de grandes fuentes literarias como de lo mejor del cine y de la música, ejemplos: un hombre visiblemente enfurecido con una fisonomía similar a la del ruso rompe rostros Duff Lundgren y ladrones que roban al ritmo de la música de Mingus forman parte de los personajes desarrollados, sin dejar de lado referencias literarias como la novela Bajo el volcán de Malcolm Lowry.

El libro también es un estamento crítico del entorno del autor. De su sarcasmo e ironía saca a relucir su opinión y posición ante aquellos comportamientos que por él (y otros) son cuestionados. Declarando su rebeldía a la detestable hipocresía, siendo autentico al no forjar posturas esnobistas. Se agradece sus no pretensiones, sabe que en pocas palabras se producen los mayores impactos.

Ha llegado a nuestras manos un manual de uso y comprensión del universo oculto de Fedosy Santaella, un escritor como pocos, seguro de sí mismo y con un mensaje claro: La literatura es la mejor forma de divertirse.

 

@LectorMetalico en Twitter

Anuncios