Elvira Navarro, escritora española autora de:

La ciudad en invierno, Editorial Caballo de Troya (2007), La ciudad feliz, Editorial Mondadori (2009).

 
 

 

 

¿Cual es tu libro del día?

Ahora mismo estoy leyendo El joven vendedor y el estilo de vida fluido, del escritor madrileño Fernando San Basilio. Se trata de una novela que narra con mucho humor el supuesto cambio de vida de un joven tras leer un manual de autoayuda. La acción se desarrolla en un centro comercial muy conocido en Madrid, La Vaguada, y el joven es, como reza el título, un vendedor. El centro comercial, la autoayuda y la precariedad laboral conforman una metáfora de nuestro mundo, como bien dice Mercedes Cebrián en el prólogo del libro.

¿Algún placer culposo literario?

No sé si podría calificarse exactamente como literario, pero me gustan los temas esotéricos y las narraciones sobre el más allá, sobre todo si son testimoniales. Es decir, que escucho con el máximo interés a toda esa gente que cuenta que se le apareció su abuela o la Santa Compaña en mitad del monte.

¿Un libro que haya marcado un antes y un después?

Los cuentos de Clarice Lispector, que leí en la edición española de Alfaguara, marcaron un antes y un después, pues yo tenía ideas muy rígidas sobre lo que debía ser la praxis literaria. Venía de una facultad de Filosofía, y estaba demasiado condicionada por lo que un artista debía y no debía hacer. Esto es, por ese tipo de máximas absurdas del estilo de que a partir de Faulkner ya no se puede hacer X cosa, y de Joyce otra X cosa, y un largo etcétera de limitaciones. Lispector me enseñó la libertad.

 

@ElviraNavarro en Twitter.

Anuncios